Compartir

 Para los Proyectos Integrales de Formación Socialista

PDTE INCES- Form. Socialista En aras de contribuir a lo que será la labor del Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces) en función del trabajo transformador y liberador, un conjunto de trabajadores y trabajadoras del instituto, la comunidad organizada, los colectivos sociales articulados, los maestros pueblos y también los propios sujetos de aprendizaje, han venido desarrollando nuevas matrices de formación que le permitirá al pueblo asumir el trabajo bajo una perspectiva socialista.

 Es así como a partir de este primero de abril se inició a nivel nacional los Proyectos Integrales de Formación Socialista que surgen a partir de las necesidades propias de las comunidades, al respecto Luis Berrizbeitia, presidente del Inces, en una entrevista realizada por la periodista Rosiber Chávez en el programa Informativo Popular en la Televisora Educativa Vive TV, explicó que con estos proyectos se busca estructurar el tema del pensamiento con la formación, “no es simplemente saber lo que vas hacer y tener las herramientas y capacidades, se trata de tener conciencia de por qué lo estas haciendo. No es el componente  técnico por un lado  y un componente  sociopolítico por otro. Es el cambio de la formación para la transformación en la cual estamos trabajando”.

 “El Inces está a la bandera de las necesidades de formación del pueblo, son 136 Centros de Formación Socialista (CFS) a nivel nacional, todo aquel que tenga la necesidad de formación, acérquese a los Inces, allí estarán los colectivos estratégicos locales y 24 colectivos estratégicos regionales quienes arman las matrices de formación”, recalcó Berrizbeitia.  

Asimismo dijo que el Inces actualmente posee un currículo de acción que va desarrollándose de acuerdo a la detección de necesidades, “anteriormente en Caracas se armaba toda la matriz de los programas formativos que eran los mismos para todo el país, lo que no estaba ajustado a la realidad de las comunidades a nivel nacional, no se tenía en cuenta las realidades políticas, históricas, culturales de la localidad.  Ahora, el currículo Inces no es un currículo fijo, es de acción que se construye a través de la realidad del sitio de donde nace la necesidad, es un currículo que se va reconstruyendo y reinventando siempre”.  

Berrizbeitia indicó la importancia de tomar en cuenta la lógica de la liberación del sujeto en relación al trabajo y esquema productivo, “la meta es avanzar en el cambio cualitativo del desmontaje de la lógica del capital, este es nuestro principal objetivo para este año, a partir de allí se desprende todo lo que son las metas cuantitativas, aspiramos a formar a más de 300 mil sujetos de aprendizaje. En esta primera etapa se incorporaron 16.500 sujetos, 2.100 maestros pueblo en los 600 proyectos”.  

Igualmente, el presidente del Inces insistió que con este proyecto se busca seguir la lógica de trabajo de la que hablaba el comandante supremo de la Revolución Hugo Chávez, “es hacer tejido orgánico en cada uno de los Inces, es el punto y círculo del que hablaba el comandante, lo cual no es un proceso de acompañamiento solamente, es un proceso de construcción colectiva, hacer el propio pensum para solventar sus propias necesidades”.  

También explicó los diferentes proyectos en los que el Inces está apoyando en beneficio a las comunidades, “venimos acompañando una serie de nuevas modalidades a través de la Dirección de Formación para el Trabajo, del Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Innovación, Viceministerio del Poder Popular para la Formación en lo que respecta a la Escuela en la Fábrica y la Unidad Saber y Trabajo que está en la Ley de la Misión Saber y Trabajo Venezuela que es todo el proceso de la formación constante dentro del espacio productivo”.

Finalmente para los interesados en formar parte de esta nueva etapa del Inces, pueden asistir a los CFS más cercanos a razón de articular los proyectos socioproductivos con el acompañamiento formativo, “es importante el tema formativo para acompañar estas nuevas experiencias, aquellos que no estén articulados en proyectos también acérquense, porque el Inces no simplemente cambió la lógica, sino que también se trata de hacer el cambio progresivo a esa población que históricamente ha sido sujeto de la formación del Inces, donde en definitiva, aquel sujeto que entre dentro de la formación va a terminar siendo un sujeto liberado porque estará conciente de lo que es su propia dinámica, de lo que es el trabajo productivo de acuerdo a sus propias necesidades”, indicó Berrizbeitia.

down_web