En un ambiente bullicioso y donde reinaba el regocijo, largas filas de mesas cubiertas con las distintos productos textiles llenaron de admiración a los visitantes, ya que demostraban gran maestría en su elaboración y algunos hasta tomaban matices artísticos. Entre vívidos colores y telas de diferentes texturas, se podía apreciar la habilidad y creatividad de las expositoras que confeccionaron prendas de vestir para niños y niñas, encantadoras muñecas de trapo y una gran variedad de lencería para bebé, hogar y lencería.

            Esta exposición es el resultado del esfuerzo mancomunado entre la institución y la comunidad; tal como lo manifestó María Ramona Rujano, quien recordó que ella y el resto de las participantes de su curso, accedieron al mismo gracias a la solicitud realizada por su consejo comunal “Cipriano Rodríguez”, que inclusive prestó los espacios para que se dictara la formación en su pueblo Capitanejo, ubicado a tres horas de la capital estadal.

            Con gran optimismo, confesó la señora Rujano, quien ya adquirió una máquina de coser al igual que otras compañeras para dedicarse a trabajar en la elaboración de ropa infantil; considera de muy alta calidad la formación que recibió en el Inces e incluso,a se están organizando para solicitar que les asignen otro curso.

            Experiencia similar, de solidaridad y unión, vivió la facilitadora Carmen Wong, quien gracias a la organización popular, fue trasladada diariamente durante hora y media en la Ruta Comunal desde Barinas hasta la comunidad rural de Santa Inés, para formar a un nutrido grupo de mujeres campesinas, quienes con mucho entusiasmo participaron en el curso de Elaboración de Prendas para Bebé.

            Al cierre de la actividad, el Gerente Regional Leonardo Patiño, felicitó a las participantes por su esfuerzo, dedicación y participación en este tipo de capacitación; que forma parte de las políticas y programas que impulsa el Gobierno Bolivariano con el fin de garantizarle el derecho a la educación, a la inclusión y al trabajo al pueblo venezolano, e hizo extensiva una invitación a los barineses para acudir a la sede del Inces, donde los servidores públicos están prestos a darles el asesoramiento necesario sobre los distintos cursos que ofrecea la institución, de forma totalmente gratuita.