Wuikelman Angel: el Inces no solo forma, también produce

*** "Para mi es una bella responsabilidad la que el Ejecutivo Nacional puso sobre mis hombros, ya que ayudar al prójimo es un gusto en este proceso revolucionario y sobre todo en una institución con 58 años de labores y ya ganadora del cariño y gran prestigio en las clases populares del país"

 

Para la última emisión del programa matutino “Al Aire” transmitido por Venezolana de Televisión (VTV) en cobertura nacional, los productores del espacio invitaron al presidente del Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (INCES), Wuikelman Angel Paredes, quien fue abordado para exponer algunas particularidades del complejo programa de formación y acreditación que llevó adelante esta casa educativa, durante la gestión correspondiente al año 2017. “Ahora no solo formamos, también producimos”, afirmó la máxima autoridad de la institución.

 

El Inces formó este año a 766.416 compatriotas, de los cuales 490.506 son jóvenes, con edades comprendidas entre 15 y 35 años. Asimismo, 413.865 son mujeres. Eso es parte del balance anual, aseguró Paredes, “donde también tuvo mucha relevancia un programa que prometemos impulsar con mayor fuerza el año entrante, como es el de Acreditación de Conocimientos por Experiencia en Ejercicio. Una experiencia por encima de todo, altamente incluyente que inyecta la cultura del reconocimiento público de los saberes útiles, adquiridos durante la vida”.

 

 

Algo parecido trabaja la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez -con quienes tenemos convenios- pero ellos avalan y suman los saberes en pro de la aprobación de unidades de créditos.

 

Ante la solicitud de los moderadores del programa, Dahir Ral y Pedro Yajure, el presidente del Inces explicó la metodología de esta acreditación con un ejemplo para los presentes. Dijo que los camarógrafos, luminitos, sonidistas, electricistas, etcétera, presentes en el estudio del canal, pueden solicitar la certificación de sus saberes laborales y el Inces los evalúa teórica y prácticamente con criterios profesionales y estándares internacionales, a través de la aplicación de métodos y diseños curriculares elaborados a partir de interacciones con expertos en el área, luego de lo cual, pueden obtener su diploma que además de reconocerles ese conocimiento, les abre puertas crediticias en el país y laborales en el extranjero.

 

Expuso el interlocutor que el Inces ha profundizado su formación este año que culmina. “Recordemos que el instituto cuenta con distintas modalidades formativas como cursos, talleres, seminarios o proyectos que en el último año hemos expandido más allá de los propios Centros de Formación Socialista (CFS) hacia las entidades de trabajo, instalaciones militares, centros penitenciarios, pero sobre todo, hacia los espacios formativos anclados en las propias comunidades populares, en los barrios, logrando de esta manera que el Inces vaya a la comunidad, y no al revés”.

 

Ante la interrogante de las preferencias en capacitación de los jóvenes durante el 2017, Angel respondió que 158.283 se enfocaron en el sectorIndustrial (Mecánica, Electricidad, Hidráulica, Herrería, etcétera) y 113.689 en la Agroalimentario. No obstante, aseguró que para el venidero período anual “se hará un significativo impulso hacia el sector Construcción por aquello de apoyar a la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV). De allí que haremos énfasis en fabricar bateas, construir tuberías de plástico, aditamentos eléctricos y otros, en función también de apalancar a la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor”. Pero no olviden que el Inces apoya y dirige su formación hacia los 15 motores de la Economía Productiva”, aseveró.

 

 

En cuanto a los nuevos cursos o las actualizaciones de las formaciones ya existentes, el presidente de la casa formadora respondió rápidamente que este honor lo lleva el sector de Telecomunicaciones e Informática como una respuesta lógica a las circunstancias que las innovaciones en ese ámbitoimponen en nuestra sociedad y en el ámbito mundial. “Las comunicaciones están rompiendo paradigmas en el mundo entero y los jóvenes lo saben y por ende, lo solicitan”.

 

Sin embargo, el instituto ha llevado adelante perseverantes esfuerzos en favor de la capacitación al Motor Turismo de manera espacial con lo que refiere a la Gastronomía y sus conexos (cocina, pastelería, formación de mesoneros, baristas, etcétera).

 

“Un ejemplo claro lo tienen ustedes a unas cuadras de este canal, en Los Cortijos de Lourdes, donde se ha desarrollado una vertiginosa preparación que nos llevó, tan solo a mediados del mes de diciembre y solo en la capital de la república, a certificar a 446 participantes de los cursos de Gastronomía, a través de una franquicia didáctica que denominamos Wadäka (árbol de todos los frutos)”.

 

Afirma el entrevistado que lo que garantizó una respuesta efectiva a la juventud venezolana y a la clase trabajadora fue el aporte y disposición de los empleadores y el Gobierno Nacional, quienes garantizaron el buen funcionamiento de nuestro instituto”.

 

CHAMBA JUVENIL

Con respecto al Plan Chamba Juvenil, que fue creado debido al resultado de algunos estudios realizados con la data obtenida en el proceso de elaboración de los Carnet de la Patria, donde se analizó el nicho de solicitud de trabajos por jóvenes entre 14 y 18 años de edad. Angel aclaró que aunque existe “un porcentaje que no estaba ni trabajando ni estudiando, el grueso está en clases o terminaron los estudios en secundaria y querían trabajar”.

 

Estos muchachos se situaron en el Plan Nacional de Aprendizaje, por lo que entidades de trabajo privadas y públicas debían contratar a un porcentaje de estos jóvenes: “está basado en la obligación de ley de los entes de trabajo de contratar y formar en un porcentaje de su nómina, a jóvenes entre 14 y 18 años. Cada entidad que tiene más de 15 trabajadores está obligada a contratar entre el 3 y 5%, pagando los gastos de formación”. Gracias a esto se logró incorporar, en menos de seis meses, a 23 mil aprendices de los sesenta mil pautados por el presidente de la República; ahora están aprendiendo y trabajando.

 

 

De estos contratados, un 30% está en el sector público y el resto en el privado, siempre cobrando el sueldo mínimo y demás beneficios laborales. “Sin embargo, después que cada empresa cumpla con sus procesos administrativos, cumpliendo los pasos de pruebas de aptitud, antecedentes penales y otros, se llegará pronto a la meta de sesenta mil. Ojo, ese resto ya está ubicado e identificado. Se debe recordar que el promedio de formación de un aprendiz es de dos años, entre la fase teórica y la práctica”, acotó el servidor público.

 

Para finalizar el presidente del Inces confesó que ha sido para él una bella responsabilidad la que el Ejecutivo Nacional puso sobre sus hombros, ya que ayudar al prójimo es un gusto en este proceso revolucionario y sobre todo en una institución con 58 años de labores y ya ganadora del cariño y gran prestigio en las clases populares del país.

 

Como la fecha lo permitía, la bella moderadora Dahir Ral increpó al invitado acerca de cuál era el equipo merecedor de su fanatismo en el beísbol venezolano. A su respuesta, la destacada conductora expresó: “Es increíble, el primer caraquista que llega al programa y ocurre durante nuestra última edición del año.” ¿Será que le creemos a la bella magallanera?

 

Ivaldo Rodríguez / Prensa Inces

 

(más…)